­č笭čçŞ Campeonato de Espa├▒a de Hockey Subacu├ítico 2009


Foto: Diario de Sevilla

El pasado fin de semana, 25 y 26 de abril, se llevó a cabo, en el Centro Deportivo HYTASA, Sevilla, el Campeonato de España de Hockey Subacuático, en el cual los equipos de Barcelona, tanto masculino, como femenino lograron el primer lugar en la competición.

Gracias a la informaci├│n enviada por Sol Garc├şa, jugadora de la Selecci├│n Espa├▒ola Femenina y del Club Universitario de Actividades Subacu├íticas de Sevilla (CUASS) pudimos conocer los resultados de dicho evento.

Resultados masculinos.
1. Barcelona
2. Madrid
3. Nereida

Resultados femeninos.
1. Barcelona
2. Sevilla
3. Madrid

El Hockey Subacuático, el deporte casi invisible

El hockey subacu├ítico es minoritario por antonomasia. “Es un deporte sin espectadores”, explica Sol Garc├şa, jugadora de la selecci├│n espa├▒ola y del Cuass (Club Universitario de Actividades Subacu├íticas de Sevill). Al menos, muy complicado de contemplar, ya que se necesita un despliegue de car├şsimos medios t├ęcnicos para ello.

De hecho, antes del inicio del Campeonato de Espa├▒a de la modalidad, que ha reunido este fin de semana a 125 deportistas de Sevilla, Madrid, Barcelona y Vitoria en el CD Hytasa, el equipo dirigido por Paco Ortega, presidente de la Federaci├│n Andaluza de Hockey Subacu├ítico y entrenador del Cuass (pak0@hotmail.com), se afanaba para instalar las cinco c├ímaras subacu├íticas y la pantalla de 100 pulgadas con la que se han retransmitido y grabado los partidos del campeonato, aunque la claridad del pabell├│n imped├şa que los encuentros pudieran seguirse realmente por la pantalla.

Como quiera que el juego transcurre en el fondo de la piscina donde se hab├şan delimitado dos campos, con las porter├şas met├ílica, tambi├ęn en el fondo, y los seis jugadores por equipo s├│lo suben a la superficie para tomar aire -e incluso as├ş no sacan la cabeza, sino que lo hacen con el snorkel mientras siguen mirando hacia abajo para seguir el juego y la pastilla de un kilo de peso-, para cualquier profano no hab├şa mucho que ver. Incluso el ├írbitro principal debe seguir las indicaciones de los dos ├írbitros que est├ín en el agua, y se hace o├şr por sonidos subacu├íticos.

Otra cosa es cuando se tienen los medios que Sol se ha encontrado en alguno de los campeonatos de Europa y del Mundo que ha disputado. En Sheffield, por ejemplo, “fue impresionante, con una pantalla gigantesca”. Aqu├ş, el equipo audiovisual con el que cuentan, explicaba Paco Ortega, procede de Estados Unidos, Gran Breta├▒a “y de una tienda de Barcelona. S├ş, es car├şsimo, y lo hemos pagado entre el club, la federaci├│n y los jugadores”.

Y es que, al ser un deporte tan minoritario, explica Sol, est├ín acostumbrados a buscarse “las habichuelas desde siempre”, aunque ello suponga poner dinero de su bolsillo, incluso para los viajes. “As├ş da m├ís satisfacciones”. Curiosamente, bastantes de los practicantes, a├▒ade, “son bi├│logos, al estar relacionado con los deportes submarinos, y lo combinan con otras actividades”.

Tambi├ęn necesitan un equipo para jugar: unas aletas cortas, anchas y de fibra de carbono, “sobre todo que no sean largas, para evitar los golpes”, explica Sol; guantes para protegerse las manos; las gafas y el snorkel. Y el stick, que m├ís bien parece una peque├▒a especie de hoz, que puede ser de madera, pl├ístico u otro material que flote.

Los partidos son dur├şsimos. No s├│lo por la apnea, que lo convierte en un deporte de riesgo y obliga a cambios continuos cada dos o tres minutos, hasta completar dos tiempos de 15, y requiere un calentamiento exhaustivo, sino porque abajo los golpes son frecuentes. Sol muestra los brazos y manos llenos de magulladuras, “y eso que yo no me llevo muchos”, dice la delantero centro de la selecci├│n, que tambi├ęn destaca la belleza t├íctica de este juego, en el que los j├║niors espa├▒oles son campeones del mundo. “Estamos coordinados como los dedos de una mano”, dice.

Fuente: Diario de Sevilla

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c├│mo se procesan los datos de tus comentarios.