🦈 Avistado uno de los tiburones blancos más grandes de la historia

El mar es la última frontera que nos queda por descubrir, entre sus aguas encontramos todo tipo de criaturas espectaculares que sólo son accesibles si nos sumergimos. Pero entre todos los grupos de animales hay uno que siempre nos ha maravillado por encima del resto: los escualos.

Los tiburones dominan el imaginario colectivo del ser humano cuando se piensa en el ecosistema marino. También llaman poderosamente la atención por su adaptabilidad máxima a su medio de vida. Nos encantan los tiburones, y es habitual encontrarlos en algunos acuarios de España. Uno de ellos se encuentra en Barcelona, que más allá de sus maravillas arquitectónicas como son la Sagrada Família, Gràcia y sus eventos deportivos, también dispone de un acuario dedicado a las criaturas que pueblan el Mediterráneo.

En nuestro mar hay una gran variedad de tiburones, incluso hay registros documentados que hablan de la presencia del gran tiburón blanco en nuestras aguas. Es precisamente de esta especie de la que os queremos hablar hoy, ya que hace pocas semanas, en octubre de 2020 ha tenido lugar un hecho noticioso que guarda relación con este animal. Un grupo de científicos ha logrado etiquetar al tiburón blanco más grande del Atlántico, un hito histórico que llama la atención por el tamaño gigantesco del tiburón: supera los cinco metros de largo y pesa más de dos toneladas. La hembra constituye el ejemplar más grande que se ha encontrado nunca en la zona noroeste del Atlántico. 

Un grupo de científicos, provenientes de Nueva Escocia, también han aprovechado para bautizar el animal y otorgarle un nombre propio: Nukumi. Este título guarda referencia con un pueblo nativo de la región de Nueva Escocia y se podría traducir como “abuela legendaria”. Un nombre que calza con las raíces históricas de la región. También se ha citado al animal como “Reina del océano”. Los investigadores forman parte de una organización de investigación del mar que recibe el nombre de Ocearch, que junta las palabras “océano” y “research”; océano y investigación. 

No se trata del único tiburón blanco con el que han interactuado en esta expedición, también se han encontrado otras dos hembras que ayudarán a conocer mejor el comportamiento de estos animales. La odisea que han personificado los investigadores de Ocearch es todo un éxito, ya que no siempre es fácil entrar en contacto con los grandes tiburones blancos. Todavía desconocemos muchos datos sobre su comportamiento y su estilo de vida y este tipo de hallazgos y clasificaciones nos ayudarán a desvanecer muchas incógnitas. 

El jefe de la expedición, Chris Fischer, explicó que la hembra tiene 50 años y que sus hijos deberían rondar ya la treintena.  Por lo tanto, Nukumi sería realmente abuela y este hecho vuelve a conectar con el concepto legendario atribuido a su nombre.

La esperanza de vida de estos animales está fijada en unos 60 años, por lo tanto se encontraría en la fase más avanzada de su trayectoria vital. Después de realizar las mediciones pertinentes para conocer su tamaño y peso, el anciano tiburón fue sometido a un estudio de ultrasonido para analizar sus órganos. También le realizaron una extracción de sangre antes de devolverlo al mar.

A pesar de que su tamaño es estratosférico no se trata del gran tiburón blanco más grande del que se tienen registros. Este récord lo ostenta otra hembra llamada “Deep Blue” con unos seis metros de largo. También se encuentra en la fase más avanzada de su vida con 50 años a sus aletas. Esta hembra fue identificada en 2013 en la zona de Baja California, en Estados Unidos. Recientemente, tres submarinistas expertos: Mark Mohler, George T. Probst y Kimberly Jeffries lograron sumergirse con el animal en las costas de Hawaii. Este encuentro nos ofreció unas imágenes espectaculares del animal que ayudan también a tomar conciencia sobre el estado actual de los grandes tiburones blancos. Una especie amenazada en algunos territorios que cada año ve como su volumen poblacional disminuye.

El comercio de las aletas de tiburón sigue siendo muy prolífico y esta actividad está atacando gravemente la supervivencia a largo plazo de un gran número de grupos de escualos. Ojalá el hallazgo de Nukumi sea la antesala del descubrimiento de nuevos especímenes aún más espectaculares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.