⚽ Entrenamiento acuático y subacuático para futbolistas: por qué es tan efectivo

Gimnasio, entrenamiento en el estadio y piscina, esos tres elementos son parte de la rutina de un número cada vez mayor de jugadores de élite. Los entrenamientos bajo el agua son muy eficaces porque ayudan a otorgar un buen tono muscular con un bajo riesgo de lesiones. Además, meterse al agua es divertido. Aquí las razones de por qué es tan efectivo.

Beneficios del entrenamiento bajo el agua 

El ejercicio acuático es una actividad de bajo impacto, ideal para fortalecer los músculos sin correr un elevado riesgo de lesiones, ya que le quita presión a los huesos y articulaciones. Correr o moverse en el agua, usando toda su resistencia a favor, es muy recomendado para ganar músculo. 

El movimiento sumergido mejora la resistencia pulmonar y tonifica el músculo. Además, el ejercicio en el agua mejora la salud del corazón y puede tener efectos reductores del estrés. Aún aquellos que no saben nadar pueden hacer caminatas en zonas poco profundas o ejercicios de brazos.

Si te interesa saber más sobre entrenamientos de fútbol visita la web https://www.srdeportescr.com para estar al día con toda la actualidad de este deporte multitudinario.

Aspectos que se trabajan en el entrenamiento en piscina:

Los ejercicios acuáticos para futbolistas mejoran la velocidad y la resistencia física. Con el desplazamiento en el agua se realiza un esfuerzo extremo que mejora el tono muscular y ayuda en la resistencia pulmonar, como decíamos anteriormente.

Además de la velocidad, hay entrenamientos que trabajan la fuerza y otros muy específicos para trabajar la coordinación, que incluyen entrenamiento dentro y fuera de la piscina. 

En aquellos casos en los que el jugador no sepa nadar, es importante que se mantenga siempre del lado poco profundo para evitar problemas. Enseñarle a mantenerse a flote puede ser importante antes de hacer estos ejercicios.

En qué consisten los ejercicios bajo el agua

Algunos entrenamientos bajo el agua están muy vinculados al juego, como las patadas, y otros están más enfocados en la ganancia muscular o directamente son de relajación, dependiendo el objetivo del ejercicio. 

Las actividades de pateo consisten en simular el golpe del balón dentro del agua: 

  • El “pateo en tijera” bajo el agua mejora la potencia de golpeo al balón y previene lesiones en aductores.
  • El “pateo lateral” bajo el agua ayuda a mejorar la potencia del cuádriceps y la resistencia pulmonar.

Por otro lado, hay actividades de resistencia que consisten en:

  • Correr con al menos la mitad del cuerpo en el agua, incrementando la velocidad cada dos minutos.
  • Elevar el cuerpo hasta lograr la posición horizontal dentro de la piscina, aguantando la respiración el mayor tiempo posible.

Finalmente, las actividades de precalentamiento y de final de entrenamiento consisten en:

  • Caminatas a ritmos regulares dentro de la piscina.
  • Estiramientos bajo el agua.
  • Ejercicios de relajación como mantenerse a flote y despejar la cabeza.

Con todos estos ejercicios, los músculos de los deportistas se ponen a tono y están listos para empezar una temporada a todo goles y fútbol de primera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.